Pisos

Pisos vinílicos: por qué son ideales para renovar ambientes

Los pisos vinílicos son un revestimiento de PVC con cualidades térmicas, acústicas, antiestáticas y antibacterianas, que ofrecen variados diseños que imitan la madera y la cerámica. Estos pueden ser una herramienta esencial a la hora de decorar la casa ya que, el diseño de una casa dice mucho sobre la persona que la habita: desde las decoraciones externas y los objetos que complementan los ambientes, hasta la infinidad de opciones, texturas y colores que existen para embellecer y darle vida a cada rincón del hogar.

Pintar las paredes y refaccionar espacios como la cocina o las habitaciones, son algunas de las actividades que más se aplican dentro del hogar. Sin embargo, dentro de los ambientes más postergados a la hora de remodelar están los pisos, pero que, finalmente, son una pieza importante por ser la base del hogar y donde interactúan los elementos del espacio.

La elección de un piso puede parecer una tarea abrumadora, y más si se trata de la primera vez que se realiza la actividad. Entre los revestimientos más conocidos se encuentran los clásicos pisos de madera, los pisos flotantes o laminados, porcelanato, pisos vinílicos, pisos prefinished, pisos multicapa y deck.

Dentro de la familia de revestimientos para el suelo, los pisos vinílicos son los más “jóvenes”, ya que reúnen las tecnologías de todos sus antecesores para pisar firme como propuesta decorativa

Los pisos vinílicos se componen de PVC virgen y mezclas de materiales hidrofóbicos, son resistentes al agua y a la humedad, haciéndolos ideales para colocar en cocinas, baños y cuartos. Estos pisos, se presentan en tres familias: LVT compuestos únicamente por vinilo, SPC conteniendo vinilo y piedra, y WPC hecho con vinilo y madera.

La limpieza es otra de las ventajas de los pisos vinílicos: no hace falta usar ceras ni pulidoras, con un trapo húmedo y limpiador neutro alcanzan para verlos brillar.

El proceso de instalación de los pisos es práctico y sencillo.

Otro de los beneficios es que existe una gran variedad de diseños para todos los gustos, en base a la textura y materiales. Los avances tecnológicos y procesos productivos permitieron que el piso vinílico sea una reproducción perfecta de madera del color que se desee. El vinílico es “cómodo bajo los pies” y menos frío que superficies como el porcelanato, cerámico o piedra.

Además, ofrece aislamiento acústico, especialmente atenuando el sonido de pasos y otros impactos en el suelo.

Son resistentes al agua y aptos para losa radiante.

Related Posts